elnuevo.com - The elnuevo home page

Busque en la última semana

Archivos

elnuevo
 Metrópolis
 En privado
 La Nación
 El Mundo
 Cuba
 Lotería
 Perspectiva
 • Cartas
 • Usted tiene la palabra
 Columnistas
 América Latina
 Moneda
 Ovación
 • Béisbol
 • Fútbol
 • NBA
 • Boxeo
 • Football
 Galería
 • En Familia
 • Menú
 • Zoom
 • Aplausos
 • Con Clase
 • Viva Más
 • Artes y Letras
 • Pasaporte
 • Padre Alberto
 • Timoteo
 • Línea de acción
 Horóscopo
 Viernes
 Inmigración
 • Línea de inmigración
 • Abriéndose camino
 PORTADAS DE LA
 EDICION IMPRESA
 • Lunes
 • Martes
 • Miércoles
 • Jueves
 • Viernes
 • Sábado
 • Domingo
 COMPRAR
 • Clasificados
 • Anuncios
 • Secciones especiales
 SERVICIOS
 • Guía de turismo
 • Concursos
 • Sugerencias
 • Contactos
 • Publicidad
 • Suscripciones
 • Quiénes somos
 • Ayuda
 EN INGLES
 • The Miami Herald
 • Archivos
 • El Tiempo
 • Yellow Pages
 • Mapas y dirrecciones

Desde Los Angeles
Cuide su salud
Salud en La Opinión

Back to Home >  Galería >

Ana Remos






Posted on Sun, Nov. 02, 2003 story:PUB_DESC
ANA B. REMOS
ENTRE NOS

Las galas y las grandes fiestas están ya en todo su apogeo en nuestra ciudad, y eso que la temporada acaba de comenzar. Solamente el pasado fín de semana hemos tenido la Gala de la Hispanidad, el Intercontinental Ball a beneficio del Make-a-Wish Foundation, la gala del colegio Belén y la de Vision Miami, por citar sólo algunas. Además de tanto evento social de black tie (etiqueta), hemos tenido también alguna que otra actividad insólita, de esas que sólo se le ocurren a los residentes de este Miami tan original... Tal es el caso del Historic Pursuit Limo Rally 2003 (en español, algo así como la Caravana Histórica 2003), la más divertida lección de historia sobre ruedas que se haya dado en esta ciudad y en el transcurso de una actividad social muy sui generis. Sus creadores son The Tropees (conocidos también entre los hispanos como Los Tropitos), un grupo de jóvenes profesionales de 30 años en adelante que quieren divertirse y, a la vez, recaudar fondos a beneficio del Museo Histórico del Sur de la Florida de una forma diferente. Y, definitivamente, ¡lo han conseguido!

El famoso rally es en realidad una mezcla de juerga y concurso de historia de la Florida salpicado de mini recepeciones, que concluye a la medianoche con una gran fiesta en la que se proclama vencedor al equipo que haya contestado correctamente más preguntas. El precio para participar en esta divertida fiesta-concurso es $100 para los miembros del museo y $125 para el público en general, con derecho a la recepeción de bienvenida, un asiento en una de las limusinas, entrada a todos los clubes en que para la caravana en busca de pistas e invitación a la gran fiesta de medianoche. La Caravana histórica 2003, que cumple este año su noveno aniversario, arrancó de la Taberna Opa en South Beach. Allí, entre todo tipo de tragos y un festín de pinchos morunos y otras delicias de la cocina griega, los participantes recibieron los talonarios de pistas que los ayudarían a encontrar las respuestas a las diferentes preguntas del concurso. De ahí partieron en su recorrido histórico por las calles de Miami Beach las 20 limusinas proporcionadas por el Museo, cada una con capacidad para 10 personas, parando para buscar las pistas recibidas en lugares como el hotel Abbey, el Pudy Lounge, el club Pearl, Automatic Slims, Opium Gardens y Tantra Restaurant & Lounge.

Los acelerados participantes pudieron no sólo encontrar en ellos cantidad de pistas que había dejado el museo sino, además, tomarse unos tragos para seguir entonándose (eso decían...). María Meilán, Yiyita Orueta (quien hasta se llevó una muda de zapatos por si tenía que salir corriendo para que algún contrincante no encontrase antes que ella la pista), Virginia y Ricardo Blanco (el vicepresidente de Sterling Financial Investment Group), Sheila Blanco, Gloria Mesa (de WLRN), Marlene Cassidy, Cuqui Beguiristain y Mario Freixas, entre otros, tuvieron que encontrar respuesta a preguntas como "¿Quiénes debutaron como pareja de baile en una película que se filmó en 1933 en el hotel Hibiscus de Miami Beach? (averiguaron que fueron Fred Astair y Ginger Rogers) o "¿Cómo se llama el hotel desde donde se transmitió un concierto de Los Beatles en 1964? (algunos ya sabían que fue el Deauville de Miami Beach), etc. La fiesta final se celebró por todo los alto en el Crobar, con el equipo de los Blanco como campeones.

Y precisamente tomándose un trago en el Crobar estaba aquella noche el famoso cirujano plástico dominicano Luis López Tallaj, quien dicen que es el responsable de mantener jovenes y bellas a las celebridades de la isla. El joven galeno, a quien acompañaba el Dr. Sherrell Aston (uno de los cirujanos de cara más famosos de Nueva York), visitaba Miami con idea de abrir una consulta para poder atender in situ a su nutrida clientela miamense, y quedó tan fascinado con la bulliciosa invasión de Los Tropees en el lugar y con la idea de la Caravana Histórica, que ya se inscribió para el próximo año.

 email this |  print this