1 de Junio 2002


Portada

Color
Luis López Tallaj
“Todo lo que usted haga para verse bien, sin caer en lo ridículo, es válido”
Entrevista
Este joven cirujano plástico, recién llegado de un post grado en Rio de Janeiro, Brasil, está convencido que el futuro de la cirugía plástica es promisorio y rápido en República Dominicana, donde el afán por elevar la autoestima y la autoimagen, en ambos sexos es un asunto de personalidad y fe a la ciencia que nació hace siglos y que no fue hasta finales de los años 80 que tuvo su gran auge, cuando artistas, políticos y personalidades del mundo social la pusieron de moda.

Luis López Tallaj tiene una virtud que lo autodefine: es persistente con las cosas que quiere y cree que son importantes para su crecimiento personal y profesional.
Recién llegado de Brasil, en donde realizó un post grado en cirugía estética, luego de graduarse de médico en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, siente nostalgia por todo lo que dejó en aquella nación que lo albergó por más de cuatro años, pero está sumamente feliz porque en su tierra va a poder enfrentar un gran reto: demostrar su talento con responsabilidad y continuidad. Su tenue voz relata una de sus más enriquecedoras experiencias, obtenida de sus años en Brasil: haberse graduado en la universidad de la vida, lejos de su patria, de su gente, de su cultura, sin conocer a nadie, habiendo vencido las limitaciones culturales del idoma y por supuesto las financieras.
Sagitario al fin, llegó a integrarse y a compenetrarse tanto, que se considera en muchos momentos, todo un carioca. “Dejé muchos amigos en Rio de Janeiro, no pasa un día de la semana en que no reciba por lo menos un correo electrónico de alguno de ellos”, dice.
Otra experiencia que ha marcado su joven vida de inolvidables momentos, fue la visita a Japón, junto a otros nueve dominicanos, dentro del programa Jóvenes para el Desarrollo 1997, donde fue seleccionado y becado junto a ellos para conocer la realidad de ese gran país, constituyendo lo más importante de ese mes, La Villa Internacional de la juventud en Iwate, bajo el lema “Corazones en armonía”. “Tengo la seguridad que aprendimos, junto a jóvenes de 16 países, incluyendo al anfitrión, a ser más tolerantes, a entender mejor al prójimo”.
Con metas bien definidas y dispuesto a dar lo mejor de sí, a entregarse por completo a la cirugía plástica, Luis López Tallaj logra cada día orientar a sus pacientes para que se acepten dentro de un marco estético, profundo y organizado para mejorar su figura y su autoimagen.

Oh!Magazine ¿Defina al cirujano plástico?

Luis López Tallaj El cirujano plástico es un psicólogo con el bisturí en la mano, ya que trabajamos para elevarle la autoestima a las personas.

Oh! ¿La cirugía estética estimula la autoimagen?

L.L.T. La cirugía estética estimula y promueve una autoimagen fuerte y positiva. Pequeñas alteraciones exteriores pueden conllevar a grandes transformaciones en el interior de las personas, permitiendo que toda su autoimagen se desmorone. Las personas que están felices con su autoimagen tendrán una mayor probabilidad de ser autoconfiantes, más productivas en el trabajo, en las actividades sociales, además de sentirse más cómodas y seguras en cualquier tipo de relación. Lo contrario se aplica a las personas que no están satisfechas con algún aspecto de su apariencia.

Oh! ¿Cuándo decidió que iba a hacerse médico y después cirujano plástico?

L.L.T. Desde temprana edad, a los dos años, me dicen mis padres, que ya les pedía al niño Jesús que me dejara en Navidad un juego de médico. Así que acabé el internado en el año de 1995, decidí que quería mejorar la apariencia a las personas y a la vez elevarles la autoestima, me tracé una meta: ser cirujano plástico y como dijera el poeta brasileiro Vinicius de Moraes: “A las feas que me perdonen, pero la belleza es fundamental”.

Oh! ¿Cuáles actitudes podría considerar como ridículas?

L.L.T. Que una mujer con una franelita o falda corta la esté estirando todo el tiempo, con la psicosis de que está mostrando algo prohibido. Igual que una mujer con un pantalón de lycra y una camiseta larga para taparla. Si no quieren mostrar nada, podrían vestir un pantalón sudador bien holgado.

Oh! ¿Qué podría llevarle a pensar que la cirugía estética no está todavía a un nivel de tolerancia aceptable?

L.L.T. Una adolescente con los senos hipertróficos o gigantes con repercusión en la columna vertebral, y que, sus padres no se preocupen por llevarla a una consulta con el cirujano plástico, habiendo consultado ya con el ortopedista o el neurocirujano, o hasta con el psicólogo, ya que muchas veces, aparte de las consecuencias físicas, dolor y trastornos posturales, la paciente podría llegar a sentirse acomplejada. Otra cosa que me choca es la barriguita post parto de las mujeres, las cuales por falta de conciencia tienden a hacerse perpetuas.

Oh! ¿Por qué cree que algunas mujeres esconden el haberse sometido a algún procedimiento de cirugía estética?

L.L.T. Esto es fruto del subdesarrollo mental, ya que todo lo que usted haga para verse bien, sin caer en lo ridículo, es válido. La explicación a este fenómeno, sería la misma de las personas que se encuentran mal el hecho de que una pareja de novios se de un beso en la boca en público. Estamos en el siglo XXI, y debemos adecuarnos a los nuevos tiempos, dejando la mentalidad agrícola con las puertas cerradas hacía adentro que nos caracteriza, sobre todo, a los cibaeños.

Oh! ¿A su juicio, cuál sería el procedimiento más revolucionario dentro de la cirugía estética?

L.L.T. De los últimos 20 años, sin lugar a dudas diría que la liposucción. Mediante este procedimiento podemos obtener resultados casi milagrosos, haciendo una silueta corporal armónica, con una cicatriz mínima. Y sobre todo, con una reintegración a la vida productiva de no más de dos semanas. Esto, siempre y cuando el paciente presente cúmulos de grasa localizada en determinadas partes del cuerpo. Muchas personas tienen la errónea concepción de que la liposucción o lipoescultura resuelve el problema del sobrepeso y por ende de la obesidad, pero no es así. Para un paciente someterse a este tipo de procedimiento deberá disfrutar de un estado pleno de salud, tanto físico como mental, y encontrarse en un peso lo más próximo posible del ideal.

Oh! ¿Y en los últimos diez años, escogería usted el láser como lo más revolucionario dentro de la especialidad?

L.L.T. La aplicación del láser es limitada, no habiendo llenado él mismo las expectativas dentro de la especialidad. El mismo está indicado en la actualidad para la remoción de algunos tipos de discromías cutáneas, depilación y en la cirugía estética propiamente dicha, para el resurfacing, especialmente de la región periorbitaria.
En los últimos tres años podríamos citar como lo más novedoso e interesante dentro de la especialidad, a los hilos de polipropileno (Dexón), también conocidos como hilos rusos o hilos Aptos, los cuales ofrecen un método seguro, asequible y efectivo para suspender los tejidos faciales caídos. “La colocación subcutánea de los mismos a través de un procedimiento no invasivo en la orientación correcta, suspende los tejidos de la cara de la manera análoga como el brassiere suspende los senos”. El procedimiento demora aproximadamente una hora y usado en el tercio medio de la cara y región periorbitaria, es un excelente aliado del cirujano estético a la hora de rejuvenecer, siendo por lo general bien tolerado, asociado con ninguna o mínima molestia, y sin ningún tipo de reposo postoperatorio requerido. Además, es muy seguro, no hay hemorragias, ni riesgos de cicatrices ya que los hilos son fabricados de material inerte y estéril, no está asociado a infección, ni al desarrollo de reacciones inflamatorias o alérgicas.

Oh! ¿Cuál sería la mujer ideal para un cirujano plástico?

L.L.T. Sin lugar a dudas, una mujer femenina con luz propia. Que no se deje llevar por el medio que la rodea, espontánea, que consiga llegar a un equilibrio entre la conciencia y la razón. Equilibrada y sin convencionalismos, de mentalidad abierta. Ahora bien, la mujer perfecta para cada hombre es aquella que esté en sintonía con lo que podríamos definir como química de la piel de ambos, independientemente de su estatura, color y talla, o cualquier atributo físico, sin dejar de valorar la necesidad de mejorar un aspecto de su cuerpo para realzar su belleza, sin cometer excesos.

Oh! ¿Dónde fluye su vena servicial?

L.L.T. Toda persona debe retribuirle a la sociedad por la oportunidad de realizarse que le ha dado la vida. Para esto existen las instituciones de servicio. Desde el año de 1995, pertenezco a Rotary International, a través del Club Rotario Santiago Rincón Largo, haciendo honor a nuestro lema: “Dar de sí antes de pensar en sí”. En la actualidad, junto a mi club rotario le damos forma a un operativo médico quirúrgico para niños necesitados que presentan malformaciones congénitas el cual será institucionalizado por nuestro club para efectuarse periódicamente en el Hospital Infantil de la ciudad.

Oh! ¿Si tuviera que cambiar algo en el país, que sería?

L.L.T. El desorden institucionalizado, donde las apetencias personales y la lucha grupal por el poder político impiden que disfrutemos de una sociedad más justa y organizada, donde prima la máxima: “papeleta mató a menudo y las morocotas acaban con todo”.

Oh! ¿Existe alguna afinidad en países como el Brasil, entre su especialidad y el proselitismo electoral?

L.L.T. En el estado de Rio de Janeiro, donde viví por cuatro años, en los pasados comicios electorales a cargos congresuales y municipales, el 73 % de los candidatos se sometió a, por lo menos, un procedimiento ancilar dentro de la cirugía estética. Al mejorar algún aspecto de su expresión, el producto, en este caso el candidato, se hace más atractivo al electorado, transmitiendo una imagen refrescante y juvenil. Dentro de dichos procedimientos podemos citar el atenuamiento de las arrugas de expresión, sobre todo en la frente, así como las patas de gallina en la región periorbitaria. Esto se consigue a través de la aplicación de la toxina butolínica, con un efecto aproximado de unos seis meses. El aumento del labio, así como el acortamiento de la longitud del mismo, es otro procedimiento no invasivo ambulatorial de efecto impactante. Otros procedimientos a los que con frecuencia se someten los políticos son: la remoción de las bolsas de grasa en la región periorbitaria, la reducción de la papada, así como el borramiento del surco nasogeniano, el cual puede lograrse, dependiendo el caso, por la elevación del tercio de la cara con hilos de polipropileno, aumentando la proyección de los pómulos, o mediante la infiltración de un polímero o ácido hialurónico con un efecto menos duradero.
Muy personal
Luis López Tallaj nació el 15 de diciembre de 1971, en la ciudad de Santiago de los Caballeros, bajo el signo de Sagitario. Es hijo de Alfonso María López Rivas y Josefa Tallaj Malek. Es egresado de la carrera de Medicina en la promoción 1995 de la PUCMM. Realizó su postgrado en Cirugía Plástica durante un período de cuatro años en el Hospital Santa Casa de Misecordia en la ciudad de Rio de Janeiro en Brasil. Actualmente brinda sus servicios profesionales en el Instituto Materno Infantil y Especialidades de la Avenida Juan Pablo Duarte en Santiago. Se ve como un triunfador, una persona para quien no existen imposibles; y sobre todo una persona justa y responsable.
Mujeroh! Brenda Sánchez
40h! Don Quijote de la Mancha
Luis López Tallaj
Dicen los lectores
Días de celuloide
Stop
Talentoh! Andrés Ricci
Directo Latino
Directo Estados Unidos
Directo Europa
Moda Oh!
Última idea. ¡Viva Marilyn!
Top Internacional
ArmariOh! Angelina Jolie
Pasarela. Vía Gitana
El color que quieres ¿Cómo conseguirlo?
Alergias, La amenaza de primavera
Vidas cruzadas. Elena Fernández y Patria Ovalles
Gente
Olor a sexo
Perfil Oh! Tobey Maguire
Espía Espía Espía
Cosmoh!Análisis
Interrogatorio. Chachita Rubio
El Baúl de Luis
Un lugar
Jarabacoa

Un animal
El perro

Un tesoro
Mi colección de sellos de correo

Un sueño
Que en mi país las cosas funcionen al margen de intereses particulares

Un color
El azul

Una flor
Rosa roja

Una hora
6:00 a.m.

Un libro
El alquimista

Una canción
Quijote

Un actor
Al Pacino

Cantante
Julio Iglesias

Película
Perfume de Mujer

Bebida
Whisky sólo o acompañado con vino tinto

Nombre
Luis